El pasado 24 de Junio se llevó a cabo en Bogotá, la primera edición del Festival Iberoamericano de la Voz, VivaVoz.

Un evento de altísimo nivel, único e histórico en Colombia y Sur América, cuya finalidad fue hacer un homenaje a la voz, e instruir acerca de la industria del Spanish Voiceover, además de promover altos estándares del mercado.

Contó con la participación de talentos de voz de todas las edades y reconocidos educadores del gremio de la voz hablada.

Invitados como Ema Rodero de España, Dave Fennoy, Joanne Baker y Rudy Gaskings de Estados Unidos, Rachael Naylor y su comunidad londinense e internacional de “The Voiceover Network”, Rubén Raffo de Perú, el maestro Raúl Aldana de México, la destacada familia Plata (Armando, Juana y Catalina), Simone Fojgiel de Uruguay, radicada en Miami, Martha Escobar del Taller de las Voces (México), Antonio Fornaris de Puerto Rico, Rona Fletcher y Sophia Cruz (Mexicanas de Gravy for the Brain en Español), Reynaldo Infante de República Dominicana (país invitado de honor), el directorio de talentos de México, Centauro y Nk Locutores, entre otros. Por Colombia, se presentaron Raúl Gutiérrez, René Figueroa, Adriana Serna, Óscar Gómez, Camila Peroni y muchos otros, destacando la presencia generosa de la ACL (Asociación Colombiana de Locutores) con su junta directiva en plena, ahora con una cara renovada y más fuerte e incluyente que nunca.

Para ser precisos, 17 países representados en aproximadamente 200 asistentes, stands, paneles, talleres, charlas interesantísimas sobre técnica, tecnología, marketing, clientes, internacionalización, networking, cuidado de la voz, nichos de mercado, tendencias y un sinnúmero de información absolutamente valiosa para el oficio de salpimentar con alma el arte de transmitir un mensaje a través de la voz.

También se otorgaron los premios de la academia Avoz, dirigidos por la organización del evento, en cabeza de Isabel Junca y con el aval de los “Óscar” de la voz o mejor conocidos como los premios SOVAS, que se celebran en Los Ángeles, California.

Hubo gran generosidad frente a los conocimientos impartidos, muchísimas esperanzas para el voice over hispano (considerando que el Español es la segunda lengua más hablada del mundo) y un reconocimiento especial a República Dominicana. También se presentó el trabajo de la Fundación de la academia Avoz para promover oportunidades laborales para los más necesitados; pero más allá de la inmensa e interminable agenda, lo que realmente destacó este magnánimo evento, fue el subtexto que se hizo escuchar a gritos:

Necesitamos Unirnos. Más que nunca, sin distinciones de egos, equipos, experiencia, rangos, nacionalidades, sexo o cultura; han llegado los tiempos de las colaboraciones. De pasar del codo a la mano. De creer para crear.

Se sintió en los pasillos unas ganas enormes de servir, de respetarnos, de hacer valer el esfuerzo de todos, de encontrar la armonía, de generar oportunidades de trabajo incluyentes donde todos ganásemos. 

Esta vez, más que nunca antes, a través del arte, se escuchaban los corazones cantando una misma canción.

Fue una experiencia absolutamente maravillosa e inspiradora para adultos y niños. Un despertar de todos al mismo tiempo, una hermosa integración que cobijó performances de alto nivel, ejercicios, buen café, comida deliciosa, reconocimientos, vestidos largos, un grupo de WhatsApp imparable y muchas fotos, sobretodo mentales y emocionales que nunca se borrarán de la memoria de quienes tuvieron el privilegio de asistir.