Tener una voz que pueda ser recordada, que sea poderosa, que tenga un impacto: eso es lo que tratamos de lograr todos los de mi profesión.

Como artista de voiceover, eso es lo que presentas al mundo: La voz. Nadie sabe realmente al escucharnos cuál es nuestra apariencia, quiénes somos.  

Presentamos simplemente la voz, y con eso debemos lograr captar la atención de quien nos escucha, y no sólo eso, sino hacerlos pensar, sentir, reflexionar, moverse a una acción. 

Para lograrlo no hay una fórmula mágica; ya que cada pieza grabada obedece a un cúmulo de factores. Cosas como, la calidad del aire al momento de locutar, la temperatura, el momento emocional por el que pasamos, la posición del micrófono, si hemos dormido o no, si hemos comido o no… todo está en la voz. 

Ahora bien, tengo claro el objetivo y la idea es conmover. Sea como sea, a punta de sonidos con significado. A eso lo denomino, un café. Personalizado, según los gustos de mi cliente, pero con ese saborcito único de las cualidades de una voz que busca que cada palabra importe. No es de gratis que mi slogan sea: “making every word matter”.

Así que después de entrar bien dentro de mí, me di cuenta que mi trabajo era como el arte de un barista: mezclar lo mejor de mi talento, para generar productos que animaran y calentaran el alma . Hacer nuevas combinaciones de voces, jugar con acentos, con ritmos, con formas de leer, con tonalidades musicales, la colocación de la voz y arquetipos, junto con con diferentes emociones y técnicas de lectura y respiración. En fin Para mí, el asunto está en la consistencia, mezclada con el gusto del arte.

“Voiceover Barista”, se preguntarán ¿cuál es el significado de cómo me bautizaron por ahí? Soy de ascendencia italiana, como pueden tal vez deducirlo de mi nombre, pero orgullosamente nacida en Medellín, Colombia. Europa es un continente muy viejo, que enseña a clavar raíces en tierra. Ellos aman el café y se sienten orgullosos de él y los rituales que envuelve.Tengo mi lado Italiano que es firme, experimentado, fuerte. 

Pero también, está mi lado Latino: Colombiano; de hecho, montañero (de Antioquia) una región cafetera que en muchos lugares es reconocida por tener de los mejores cafés del mundo). A mí me gusta el saborcito latino que hace que sea divertido trabajar. Que queden huellas memorables de un producto dulce, suave, refinado y perfectamente mezclado.

Así que a eso le apunto. Creo que nunca dejaré de hacerlo. Quiero ser la mejor “voiceover barista” del planeta: preparando obras de arte que combinen perfectamente la experiencia robusta con un toque de sabor y dulzura latina! 

Bueno, pero para ser Barista hay que estudiar. Y por eso lo he puesto en práctica durante más de 20 años de experiencia en la industria, trabajando en doblaje de voz, locutora comercial, prestando mi voz para radio y publicidad, y realizando voiceovers en español y en inglés.

Incluso realicé voiceovers para Rosetta Stone, fui su productora y coach de voz para contenidos en español latino. Poder enseñar con mi voz a muchísimas personas a dominar otro idioma fue una experiencia personal muy satisfactoria. 

He sido locutora para: Falabella, Visa, Avon, Nestlé, History Channel, Bayer, Movistar, MasterCard, Coca-Cola, Mattel, Curacao, Chevrolet, Pepsi, McDonalds, Johnson & Johnson, L’Oreal, Pantene, Nivea, Samsung, Discovery H&H, muchas más. Uno de mis más grandes sueños fue poder convertirme en la voz oficial en inglés y en español de Avianca… y ¡sí! ¡La vida me enseñó a creer! Sí se puede y no hay nada imposible! ¡El sueño se me cumplió! Así que si vas de viaje por Avianca en alguna ocasión, tal vez estarás escuchando mi voz… ¡no saben lo agradecida que estoy porque después de tanto entrenarme, alcancé el sueño mas lindo que he tenido.

Y los regalos no se han hecho esperar. Me mudé a Los Ángeles cuando menos pensé y terminé haciendo una gran campaña para un gigante tecnológico cuyo nombre no puedo revelar. También hice una campaña muy chévere para YouTube . Logré varias nominaciones a SOVAS (los Óscars de la voz) en 2018 y 2017 y bueno, me convertí en una voz oficial de una tienda por departamentos latina en Estados Unidos.

Bueno, pero suficiente de hablar de mí. Hoy sólo quiero hacer un gran homenaje a mis coach’s y a tí, quién me lee, en especial a Bob Klopfenstein, Alberto Posada, Jhon W Gómez, Dave Fennoy, Isa Junca, Tim Friedlander, Raúl Aldana, Larry Davis, Giselle Ospina, Óscar Gómez, JM Collins, Juan Carlos Hernández, Liz Atherton, Daniella Sierra, Junta Directiva de mi amado ACL y también de Wovo, Natalia Rosminati, Justin Edinburgh, Ana Viñuela, Brent Allen Hagel, Sara Delgado, Scott Parkin, Sylvia Villagrán, Adriana Serna, Rubén Raffo, Trujo, Connie Medina, los Filio de WoVO, Santiago Duarte, Rona Fletcher, Gonzalo Rojas, Rachael Naylor, Sophia Cruz, David Rosenthal, Rona Fletcher, Simone Fojgiel, Mark Cashman y muchos otros; que, con un gesto, una mirada o una palabra; han tocado alguna fibra y me han hecho entrenarme cada vez más en ser una mejor “voiceover barista”, con ingredientes de cada uno.

Espero que nuestras voces siempre estén unidas y que cada vez estemos más cerca del corazón de los demás. 

Qué vivan las buenas tazas de café ¡cargadas de positivismo y amistad!

¡Gracias por leerme! ¡Los quiero y agradezco hoy y siempre!